Entretenimiento Estilo de Vida

«Con la música, damos oportunidad a la gente de ser vulnerable»: Jonas Myrin

Cuando la mismísima Barbra Streisand te dice que debes sacar un disco, debes obedecer. Tal es el caso del artista sueco Jonas Myrin, quien, después de una carrera de veinte años como compositor para Streisand, Celine Dion, Andrea Bocelli, Natasha Bedingfield, entre otros, ha decidido tomar el escenario como intérprete, con sus canciones más personales… y en español. Recientemente, Jonas estrenó «Cuando hay amor», una adaptación de su conmovedora canción «For The Ones We Love», con la que comienza su carrera en la música en español, específicamente en México. Platicamos con Jonas sobre esta nueva etapa.

https://www.youtube.com/watch?v=mek2OZawR70

Hablemos de la letra de tu canción “Cuando hay amor”, que es tu primera canción en español. Tiene una letra muy conmovedora, necesaria para muchos en esta época. ¿Cómo te llegó esa idea? Justo esa era mi intención con esta canción. Quería ofrecerle al mundo algo de mí, algo que le diera esperanza a la gente. Ya había una versión en inglés de esta canción; la lancé en marzo. A raíz de eso, mis fans de América Latina me escribieron para pedirme que la cantar en español. Luego le puse la canción a Adrián Pieragostino, un amigo compositor ganador de Latin Grammy me dijo que era perfecta y que tenía la mejor letra en español para mí. La grabé, se la mandé a mi equipo de Universal, aquí en la Ciudad de México y les encantó. La respuesta con la gente también ha sido muy buena. Me llegan mensajes de todos los países hispanohablantes, diciendo que les gusta mucho. Ya te escuché hablar en español, pero a fin de cuentas estamos haciendo esta entrevista en inglés. Cuéntame cómo fue para ti cantar en español. De hecho, es más fácil cantar en español. Lo estudié en la escuela y creo que soy muy bueno. O sea, le agarro la onda muy rápido a lo que escucho. Fue muy divertido y no se me hizo difícil. Aunque habrá que ver cómo me va cuando la cante en vivo. Hasta ahora, a la gente le ha gustado mucho. Incluso hay gente que ha pensando que soy local, lo que es una locura, pero a la vez me motiva. Tú ya tienes una carrera súper sólida en el mundo de la composición, y tus canciones las han cantado íconos como Andrea Bocelli, Barbra Streisand, Celine Dion. Supongo que vas a seguir componiendo para otros artistas, pero, ¿en qué momento decidiste que querías ser la cara de tu propio proyecto? Es una historia graciosa. Precisamente, hace dos años estaba en el estudio con Barbra Streisand, y ella se me acercó y dijo: “Jonas, antes de que empecemos necesito saber una cosa: ¿por qué no estás cantando? Eres uno de los mejores cantantes que he escuchado y necesitas cantar, no sólo escribir”. Ella y yo hicimos demos juntos en los que yo cantaba. Y le dije: “Barbra, me siento muy honrado porque eres mi cantante favorita en todo el mundo. De hecho, hay algo en lo que he estado trabajando”. Ella me motivó mucho porque a veces necesitas que otras personas tengan fe en ti. necesitas sentirte motivado por alguien más. Para mí, Barbra fue una pieza instrumental, como una madre que saca a su crío del nido. ¿Eso era lo que te faltaba? Es muy intrigante que alguien con tu nivel de talento no haya lanzado algo en tanto tiempo de carrera. Lancé un disco sólo en Europa y le fue muy bien, pero nunca lo saqué en América. Me estaba yendo muy bien, pero luego comencé a escribir para grandes estrellas y estuve muy ocupado. Sólo tenía que crear el tiempo. También tenía canciones que sentía que eran tan personales, que no las podía darlas a alguien más. “Cuando hay amor” es una de ellas. Sentía que yo tenía que cantarla. ¿Cómo cambia tu proceso cuando compones para alguien más? Cuando escribo para mí es como si fuera mi diario personal, puedo ser más preciso con lo que me está pasando en el momento. Cuando escribo para Celine Dion o Natasha Bedingfield o Barbra, tengo que pensar en algo que tenga un mensaje para ellas; estoy para servirles. Lo mismo cuando escribo para películas. Con lo mío pienso en lo que realmente quiero decirle al mundo. También hablo de cosas difíciles para mí, como el COVID. Fue una época en la que me sentí muy aislado porque no podía salir de gira ni ver a mi familia –ellos estaban en Suecia y yo en Los Ángeles–. Sentía que tenía que sacar una canción. Y “Cuando hay amor” era la canción que yo necesitaba en ese momento. Luego la gente se empezó a identificarse con ella y a escribirme para contarme. Es hermoso lo que pasa cuando viertes todo el corazón en algo y te muestras vulnerable y la gente conecta con ello. Ha sido muy especial. Primero lo hice en inglés y ahora lo estoy haciendo en México, cosa que es muy emocionante y aterrador a la vez, porque aquí es como ser un artista nuevo. En ese sentido, ¿cómo has sentido la respuesta en este país? Ha sido increíble y muy emotivo. También me sorprendió que mi fanbase ha sido distinto. Normalmente me escucha gente de entre dieciocho y veinticinco años, y aquí me han escuchado personas en sus treintas, cuarentas, cincuentas. ¿Por qué decidiste concentrarte en México? Siento una conexión muy real con este país. He venido desde hace diez años y tengo muchos amigos. Me encanta la CDMX, pero también México, en general. Tengo ya mis lugares favoritos, como Jalapa, Tulum, Todos Santos… como está muy cerca de Los Ángeles, es muy fácil venir, especialmente a Vaja, que está a dos horas. ¿Planeas sacar más singles en español? Sí, de hecho voy a hacer todo un EP en el que me encantaría colaborar con algunos de mis amigos mexicanos de la industria. Hace rato hablábamos de vulnerabilidad. ¿Cómo es para ti escucharte cantar algo tan personal para ti? Es una gran pregunta porque a veces me cae el veinte muy tarde. La escucho y pienso “dios mío, esto se siente muy desnudo, ¿por qué lo escribí?”. Pero, ¿sabes qué? De eso se trata el ser artista. Es nuestro papel como artistas expresar nuestros sentimientos con el corazón en el puño. Cuando lo hacemos, le damos la oportunidad a otras personas de ser vulnerables y honestas. La vida no es fácil, seamos honestos. El poder de la música es que nos permite sentir que estar bien no estar bien. También amo la idea de que soy un sueco cantando en español porque ahí notas lo que hace la música: nos conecta. Es un puente que une razas, status y nos hace ver que somos lo mismo. Y yo en lo personal me siento muy honrado de poder crecer aquí porque estoy saliendo de mi zona de confort. Estoy trabajando con diseñadores locales, como Carla Fernández y fotógrafos muy talentosos. Como el video de “Cuando hay amor”, que hiciste aquí en México… Sí, lo hice con un director talentosísimo de Juárez. Quería hacer un video que realmente reflejara la vida en Mëxico, no sólo el México cool, sino el real. Esta canción tiene alegría, dolor, y quería mostrar eso: que la vida es luz y sombra. Filmamos en Juárez con gente real. La pareja mayor, por ejemplo, lleva casada sesenta años. Sólo quería usar gente real con relaciones reales porque si no no iba a funcionar.

]]>

También te puede interesar