Estilo de Vida

Audemars Piguet presenta su primer Royal Oak con tourbillon volante automático

Audemars Piguet lanza su primer tourbillon volante automático en un Royal Oak, con una versatilidad y una complejidad que seguramente llamarán la atención de coleccionistas relojeros. Una caja de 41 mm alberga el calibre 2950 de la manufactura –usado por primera vez en el Code 11.59–, que sobresale por un tourbillon de arquitectura volante posicionado a las 6 hrs. La silueta se complementa con la icónica forma octagonal del Royal Oak, así como por un brazalete metálico integrado, ya sea en oro rosa titanio o acero inoxidable.

En cuanto a los acabados, la esfera tiene un patrón Evolutive Tapisserie, que la firma ha usado desde 2018 en algunos de sus tourbillones. En el modelo en oro rosa, viene en un tono gris ahumado, mientras que en el de titanio viene en un gris sandblasted y en el de acero inoxidable con un azul ahumado. En cuestión de la caja, todos los modelos tienen un terminado cepillado y pulido. Los Audemars Piguet Royal Oak Selfwinding Flying Tourbillon de acero y titanio cuestan 129.000 francos suizos y el de oro 159.000, y ya hay reservas disponibles en las boutiques Audemars Piguet y algunos distribuidores de la firma.

]]>

También te puede interesar